Relatos. 1 El mar de los muertos

Este trimestre el alumnado de ESPA I ha escrito relatos de distintos temas en el área de Lengua: autobiográficos, de aventuras... Queremos dar difusión a algunos de ellos en reconocimiento a sus autores y autoras por su creatividad y generosidad al permitir su publicación.

El primer relato es autobiográfico, su autora es la alumna del grupo de mañana Diana Ramadan. Le agradecemos su valentía por compartir una vivencia tan dura.


EL MAR DE LOS MUERTOS


Cuando estaba con mi familia y amigos en Turquía tratamos de escapar a un lugar más seguro lejos del racismo de Turquía que es un país con escasez de dinero y de muchas cosas.
Elegimos la solución de escapar a otro país mejor por mar en un bote pequeño que nos llevara a unas treinta personas. No sabíamos cuando fuimos si volveríamos a la vida o a otra vida en el cielo.
Llegó la fecha en que acordamos escapar a la frontera griega, teníamos mucho miedo, era un viaje peligroso. Estábamos muchas personas. Mi familia y yo y mi tío con sus hijos y su mujer nos quedamos en el bosque. Estábamos caminando y sentimos miedo en el bosque lleno de horror y árboles, mucha ansiedad y estrés en este bosque oscuro. Los niños comenzaron a llorar por miedo, la noche era tan oscura que solo la luz de la luna iluminaba nuestro camino hasta que llegamos al mar de la muerte. Nos quitamos la ropa y vestimos la ropa protectora del mar. Lo hicimos así buscando una vida más segura que la que teníamos en nuestro país por la crueldad de la guerra. Abordamos el bote aterrador que estaba encima de la superficie del mar en el que yo estaba poniendo mi mano. Pasamos sobre tres horas sin peligro con unos sueños buenos hasta que el tiempo cambió y pasó a muy frío, las olas comenzaron a esparcir horror. Nos vio la policía y comenzaron a perseguirnos, las olas nos perseguían por un lado y por otro la policía de Turquía. Los niños pequeños gritando, las madres abrazando a sus hijos, los hombres resistiendo a la policía turca que tiene prohibido viajar a Grecia por el mar. Comenzaron a perseguirnos con violencia, humillación, amenazas de matarnos con las armas o volteando el bote. Los niños lloraron, nosotros gritamos pero el sonido va al cielo, nadie nos escuchaba, solo el mar y el cielo. Nos llevaron después, intentaron matarnos en el mar. Entonces entramos en el barco de ellos y nos trataron como a los animales. Deseamos que nos mataran en el mar, sería mejor que los insultos y el maltrato, somos humanos tenemos sentir. Solo somos refugiados, no significa que nos traten así. La noche fue muy fría, mojados con agua del mar fría. Recuerdo a mi tío que murió y no montó en este maldito barco de policía turca por racismo. He abrazado a los niños de mi tío que han llorado y me decían: “ Diana por favor ayúdanos tenemos frío, estamos tristes con mucho dolor por este viaje difícil y peligroso”. Les ha dejado mi mochila y mi chaqueta y les he abrazado. Nos dormimos tristes y con el corazón roto.
Y decimos, ¿dónde está la justicia?, ¿dónde está el amor?, ¿dónde está la humanidad? Desafortunadamente ese día murieron sobre veinte personas, niños y mayores. Perdieron sus vidas en el mar como el resto que murió antes que ellas. Ahí está el horror verdadero y real. Lo llamé mar de la muerte porque muchos perdieron sus vidas por buscar una vida buena. Pero abrazaron el mar.













Comentarios

Entradas populares de este blog

Prevención de la violencia de género

Visita al Palacio de la Aljafería

Relatos. 3 Con otros zapatos